El Argán es un árbol único en el mundo que solo se encuentra en Marruecos, este árbol también es conocido como el ‘Árbol de la vida’. Su fruto es semejante a una aceituna pero más grande, el cual posee unas pequeñas semillas que al romperlo se extrae un fino aceite dorado.

Este oro líquido de Marruecos tiene una gran acción regeneradora, además de muchas más cualidades, como beneficios para la piel y el cabello gracias a sus altos niveles en Vitamina E, ácido linoléico y Omega 3.

aceite argán

· Regenera las marcas producidas por el acné, la varicela o incluso cicatrices.

· Previene la aparición de estrías.

· Repara las manos secas y agrietadas

· Ideal para la piel de los bebés.

· Alivia las irritaciones y las rojeces.

· Da brillo, suaviza y fortalece el cabello.

· Convierte las uñas más frágiles en duras.

· Ideal para las quemaduras del sol.

· Antiséptico.

· Fungicida.

· Estimula la oxigenación de la piel y le aporta especialista.

Para que el aceite de Argán haga su efecto bastará con aplicar unas pocas gotas en la palma de la mano, frotándolo y pasando por la parte del cuerpo a tratar. Se absorberá rápidamente.

Ya han visto todas las cualidades que tiene, y que es los productos biológicos tienen muchos más beneficios que los productos químicos. Por ello, el aceite de Argán no solo se usa para los consejos que hemos dado, sino que se come crudo con pan, o como condimento. Además muchos laboratorios lo utilizan para crear sus tratamientos.